Atención Psiquiátrica en la zona de gran Mendoza.

Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)?

El trastorno obsesivo-compulsivo es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos que son no deseados, repetitivos e incontrolables. Además se puede acompañar de una necesidad de realizar determinados actos conocidos como rituales.

Si usted padece de TOC, es probable que reconozca que sus obsesiones y compulsiones son irracionales, pero a pesar de ello siente que no puede controlarlos.

Obsesiones y compulsiones: algunos ejemplos

Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos que tienen como características ser persistentes y recurrentes. Las personas que sufren de ideas obsesivas las describen como diferentes de sus ideas normales.

Existen infinidad de tipos de ideas obsesivas, algunas de las más comunes incluyen:

  • Preocupaciones acerca de contaminación (tener miedo de estar infectado por algún virus o bacteria)
  • Tener miedo excesivo de hacer daño a un familiar.
  • Preocupación excesiva por el orden o simetría

Las compulsiones son conductas repetitivas o actos mentales que se realizan en un esfuerzo por controlar la ansiedad o el malestar producido por las obsesiones, o para prevenir un evento o situación temida.

Siguiendo con los ejemplos anteriores:

  • Una preocupación acerca de contaminación lleva a la compulsión del lavado de manos.
  • Tener miedo de que le pase algo a un familiar: lleva a la compulsión del chequeo de puertas y llaves de gas.

En el siguiente clip de la película “Mejor Imposible” se pueden ver algunos ejemplos de compulsiones de chequeo.

Las obsesiones y compulsiones pueden aparecer independientemente una de otra, pero lo más frecuente es que ocurran juntas.

Qué tratamientos existen?

En la mayor parte de los casos una combinación de medicación y psicoterapia es el tratamiento más adecuado para las personas que sufren TOC.

EL objetivo de la terapia con medicación es controlar los síntomas con la menor dosis posible de fármacos. La elección de qué fármaco utilizar depende de la situación de cada paciente en particular.

 

 

 

 

Google+